• 1
  • 2
  • 2
  • 2

DIGITAL Y EL MEDIO AMBIENTE

¿Por qué reciclar sus cartuchos?

Cuando finaliza su vida útil, el plástico de los cartuchos tarda como mínimo 300 años en descomponerse de forma natural. Los cartuchos desechados no son biodegradables y su incineración libera metales tóxicos y sustancias cancerígenas. El cartucho que hoy tiramos a la basura sin darle importancia, lo sufrirán al menos tres generaciones más. Además, los residuos de tinta y toner suponen un riesgo para la salud humana y la naturaleza.

En la Argentina se consumen 25000 cartuchos de toner y unos 20000 ink-jet por mes; lo que produce unas 40 toneladas de plástico y unos 800 kg de elementos tóxicos (revelador, selenio, cianuro, cromo, metales ferrosos, caucho, aluminio y cobre) que liberan gases contaminantes a la atmósfera y por consiguiente atenta contra la ecología.

Contra estos inconvenientes, el reciclado de cartuchos consiste en sustituir la tinta y el toner aprovechando las carcasas plásticas y piezas mecánicas, con lo que se disminuye el consumo de recursos naturales, agua y energía. También, en consecuencia, disminuyen los residuos que van a parar al medio ambiente.

Un cartucho puede reciclarse con total fiabilidad, debido a que estos fueron especialmente diseñados para ser reciclados y recargados.

El resultado final es un cartucho con la misma calidad que uno original pero de un 40% a un 60% más barato y con el mismo rendimiento y duración.